Esta chica rubia y regordita da un gran morbo, además de por sus curvas también por esas tetazas enormes que no duda en saltar para que le boten, una delicia de mujer que se va desnudando poco a poco y desatando el morbo, le comería hasta las gomillas del tanga.